facebook twitter



PRENSA




< < Volver a Noticias

Un escenario mundial difícil para Argentina - Clarín.

(Junio 2013)


La turbulencia de los mercados mundiales generada por los comentarios de Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal de los EE. UU., es un recordatorio de que la crisis económica global que llevó en el 2009 a la primera caída de la economía mundial desde la década de los años treinta, está muy lejos de haberse acabado.


      Es cierto que hubo un fuerte rebote de la economía mundial en 2010, producto de políticas monetarias y fiscales expansivas coordinadas por el G-20. Pero, desde entonces, el crecimiento mundial, si bien positivo, ha venido desacelerándose cada año. En ese contexto, el presidente de la Fed indicó que desde fines de 2013 va a ir reduciendo el programa de compras de bonos del gobierno de los EE.UU. y otros instrumentos financieros con los cuales ha estado inyectando liquidez en la economía norteamericana por alrededor de 85.000 millones de dólares mensuales (Bernanke también sugirió que el programa sería terminado a mediados de 2014). Los mercados de acciones en países emergentes, bonos de diferentes gobiernos y precios de las commodities cayeron desde el anuncio, y las tasas de interés de mercado subieron.


      Esto puede tener importantes y negativas repercusiones. Primero, el mercado de casas, que ha estado sosteniendo el crecimiento en los EE.UU., va a frenarse. Segundo, el sistema financiero mundial, sobre todo el europeo, sigue muy vulnerable a pequeños cambios en los valores de los activos que tienen en libros. Varios países europeos tienen además problemas fiscales no resueltos, que las subas de tasas de interés van a agravar. Tercero, Japón se ha embarcado en una importante expansión de liquidez para salir de su estancamiento, pero esto ha exacerbado la volatilidad de esos títulos públicos, justo en la economía desarrollada con peores indicadores endeudamiento. Cuarto, China implementó un programa masivo de expansión monetaria y fiscal durante 2009-2010, contribuyendo al fuerte rebote económico mundial en 2010. Pero ya no puede repetir ese esfuerzo expansivo basado en la obra pública y en la construcción de viviendas y acumuló una importante deuda interna ligada a proyectos inmobiliarios que parecen no tener mercado. Quinto, los países emergentes, y América latina en particular, van a ser afectados también por la suba de la tasa de interés, la reversión de los flujos de capital y ajustes en los precios de las commodities. Estos problemas van a profundizarse en 2014/5.

      El escenario es particularmente preocupante para nuestro país dado que, según las cifras oficiales, en el 2012 hemos crecido menos que Latinoamérica (-1.0 puntos porcentuales) y que el mundo (-0.1). El 2013 no luce mejor.


      Debemos prepararnos para hacer frente a un escenario mundial difícil en los próximos años y analizar cómo volver a crecer a tasas superiores del promedio global y de la región.


Por Eugenio Diaz-Bonilla, Doctor en Economía para Clarín

http://www.clarin.com/opinion/escenario-mundial-dificil-Argentina_0_946105452.html

 

 

Av. Córdoba 659 - C.P. 1054 - Capital Federal | Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Telefax: (011) 4311 0245

facebook twitter