facebook twitter



PRENSA




< < Volver a Noticias

La agricultura local hace su autocrítica - Clarín.

(Junio 2013)


Un grupo de expertos reclamó en Rosario esquemas productivos más sustentables.


      Se estima que la población mundial aumentará un 50% para 2050, llegando a los 10.000 millones de habitantes y, en consecuencia, la producción de alimentos para abastecer la demanda debería crecer, al menos, en igual proporción.

      Paralelamente, la posibilidad de una expansión de tierras cultivable disminuye. Siendo así, el incremento de las cosechas tendrá que venir de la mano de una mayor productividad basada en la aplicación de tecnología y una elevada eficiencia, en un marco de sustentabilidad.

      Sin embargo, “hoy la agricultura en Argentina no es sustentable ni ambientalmente ni económicamente ni socialmente”, lamentó Gustavo Oliverio, de la Fundación Producir Conservando. Actualmente se aplican 3,17 millones de toneladas de fertilizantes cuando -según su estimación- la reposición debería ser de 5 millones, como mínimo.

      “Tampoco se están reponiendo rastrojos vía rotación y las oleaginosas ocupan el 70% de todo el área sembrada”, citó a modo de ejemplo, durante el Simposio Fertilidad 2013 organizado por IPNI y la Asociación Civil Fertilizar, la semana pasada en Rosario.

      El Plan Estratégico Alimentario (PEA) previó pasar de 100 a 160 millones de toneladas de granos de 2010 a 2021, con un incremento promedio de rendimiento del 14%, cifras que según Jorge Adámoli, docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, se quedan cortas.

      Para alcanzar esas metas, el PEA calcula que las hectáreas cultivadas treparán de 33 a 42 millones.

      “Argentina todavía dispone de superficie para incorporar a la agricultura, pero la expansión debe ser un proceso ordenado, debe exigirse que en las nuevas hectáreas se trabaje con la mejor tecnología, debe haber un ordenamiento territorial para la protección de la biodiversidad y el ambiente”, dijo el docente.

      Actualmente, el 80% del área cultivada del país se hace en siembra directa, pero “una cosa es usar una sembradora de siembra directa y otra muy distinta es aplicar todo el sistema que incluye buenas prácticas agrícolas, ambientales y empresariales”, aclaró Adámoli. Y consideró que deberían existir estímulos para aumentar la productividad y la eficiencia utilizando las mejores tecnologías.

      “Si se tomaran medidas políticas y económicas simples para estimular la producción de maíz en cinco millones de hectáreas se podría reducir de 22 a 17 millones de hectáreas el área de soja, aumentando de 5,7 a 10,7 la de maíz, algo básico para la sustentabilidad y que, al mismo tiempo, permitiría sumar 32 millones de toneladas a las previstas por el PEA”, explicó.

      Por eso, consideró necesario la articulación entre políticas públicas y el sector privado.

      “El mundo nos ofrece una gran oportunidad, no la dejemos pasar”, reclamó Adámoli.

      Si se apunta a la sustentabilidad, también habrá que hacer inversiones en infraestructura: almacenaje, rutas, transporte, procesamiento industrial, entre otras. En este punto, “el 76% de las limitantes para invertir en Argentina están vinculadas a la inflación y a los problemas gubernamentales”, opinó el representante de Producir Conservando.

      “Tenemos la enorme oportunidad de crecer en el mundo que demandará alimentos para los próximos años y a la vez hacerlo en forma sustentable; de nosotros depende”, exhortó Oliverio a la audiencia.

 

Nota de Clarín

http://www.clarin.com/rural/agricultura-local-hace-autocritica_0_929907092.html

Av. Córdoba 659 - C.P. 1054 - Capital Federal | Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Telefax: (011) 4311 0245

facebook twitter