facebook twitter



PRENSA




< < Volver a Noticias

La demanda mundial de alimentos ofrece al país una nueva oportunidad - Gustavo Oliverio para La Nación.

(Marzo 2015)


El Outlook realizado en EE.UU. previó un crecimiento para la próxima década


Proyecciones del USDA para la producción global

 

Gustavo Oliverio

Para LA NACIÓN

 

 

Mientras en la Argentina seguimos analizando cuánto vamos a poder exportar de trigo, maíz y carne en 2015 y seguimos con derechos de exportación, restricciones al comercio y distintos controles en la economía, los norteamericanos realizaron en Washington el Outlook 2015, su reunión anual de perspectivas agrícolas, donde anunciaron que 2014 fue su segundo año record de exportaciones agrícolas y presentaron sus proyecciones a 2024.

 

El escenario de crecimiento mundial de la economía que prevén para los próximos diez años lo sitúan en el 3,5% anual, liderados por los países emergentes (PE) con un 5,5%, con China e India a la cabeza y seguidos por América latina y el resto de Asia, Africa. Los países desarrollados (PD) tendrán crecimientos considerablemente más bajos (2,1%), especialmente la Unión Europea (UE) y Japón. Para el caso de la economía norteamericana se le asigna un 2,7% promedio.

 

Estiman que la población mundial crecerá el 1% anual en lugar del 1,2% de la última década y estará liderado también por los PE. Mientras en 2000 el 79% de la población mundial estaba en los PE, en 2024 esa cifra será el 84 por ciento.

 

Respecto del escenario energético, prevén que el precio del petróleo se recupere buscando un equilibrio en 2016 y llegaría en 2024 nuevamente a un promedio estimado en 120 dólares el barril, según el Departamento de Agricultura delos Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). La producción y demanda mundial de biocombustibles crecerán, pero a tasas más bajas que en la última década, y los Estados Unidos se estancará en los niveles actuales de producción y consumo.

 

Con un dólar algo fortalecido frente al euro respecto de la última década, las previsiones muestran una demanda mundial de alimentos creciente, con una producción que superará la tasa de crecimiento de la población, liderada por una mejora en la producción promedio.

 

El USDA, igual que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) y en 2012 la Fundación Producir Conservando (FPC) proyectan que el incremento de la demanda mundial de alimentos se centrará en los PE y en ello tiene que ver el aumento poblacional que representan, la mejora de sus economías y de sus ingresos per cápita y las mejoras estructurales en distintos países.

 

La demanda mundial de carnes continuará creciendo sostenidamente, liderada por la del pollo que crecerá al 2,2% anual, frente a un 1,3% en vacuna y un l,2% de cerdo.

 

Los PE representarán el 81% del aumento en la demanda mundial de carnes y el 87% del aumento en la de cereales y oleaginosas.

Los Estados Unidos, la UE, Brasil, Canadá, Australia y la Argentina continuarán siendo los principales países exportadores de productos agrícolas, aunque se prevé que Rusia, Ucrania y Kazakstán incrementarán su presencia en los mercados de exportación en función de los cambios tecnológicos e inversiones realizados en los últimos diez años.

 

Con excepción del complejo soja, donde la Argentina continuará creciendo en el comercio (especialmente en sus exportaciones de aceite y harina); en el resto de los productos agrícolas las proyecciones marcan que la Argentina tendrá un ligero estancamiento y menor

participación relativa en el comercio mundial respecto del de los principales países exportadores y ello es atribuido a las políticas utilizadas en la última década. Sí destacan un crecimiento de las exportaciones de carnes rojas del 3% anual, aunque partiendo de niveles muy bajos para la Argentina.

 

La proyecciones indican que el mundo y la demanda de alimentos seguirá creciendo, aunque a un ritmo de crecimiento y precios menores a los de la década pasada.

 

Esto nos sigue mostrando que la oportunidad de incrementar nuestra participación en la producción y en el comercio de alimentos está disponible nuevamente para la Argentina que viene. La pregunta es si seremos capaces de aprovecharla.

 

 

 

 

 

Av. Córdoba 659 - C.P. 1054 - Capital Federal | Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Telefax: (011) 4311 0245

facebook twitter